Asentamientos Israelíes en los Territorios Ocupados

27 de Agosto, 2006


Publicado el 27 de Agosto, 2006, 16:00

De mediados a finales del decenio de 1970, el Líbano fue cobrando cada vez más protagonismo en el conflicto del Oriente Medio. Muchas de las personas que habían huido de las regiones septentrionales y costeras de Palestina en 1948 encontraron refugio en campamentos ubicados en los alrededores de las ciudades libanesas de Tiro, Sidón y Beirut. En 1970 se produjo otra corriente de refugiados palestinos procedentes de Jordania, al tiempo que se intensificó constantemente la inestabilidad en el sur del Líbano. La situación en la frontera entre Israel y el Líbano ya había empeorado a comienzos de 1972. Israel atacó los campamentos de refugiados del Líbano como medida de represalia, según indicó, por las incursiones de comandos palestinos en su territorio. A petición del Líbano, el ONUVT puso en marcha una operación de observación de la cesación del fuego en la frontera en abril de 1972.

Invasión israelí del Líbano, 1978

Las fuerzas israelíes invadieron el Líbano en marzo de 1978, después de la incursión de un comando palestino en Israel. El Consejo de Seguridad pidió a Israel que retirara sus fuerzas del territorio libanés y, a petición del Líbano, estableció la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (FPNUL) con el fin de confirmar la retirada de las fuerzas israelíes, restablecer la paz y la seguridad internacionales y ayudar al Gobierno del Líbano a restaurar su autoridad en el sur del país. No obstante, al retirarse del Líbano, en junio de 1978, las fuerzas israelíes no hicieron entrega de sus posiciones en la frontera a la FPNUL, sino a milicias cristianas y a otras milicias vinculadas a ellas que contaban con el respaldo de Israel.

La situación en el sur del Líbano siguió siendo inestable, con frecuentes intercambios de disparos entre las milicias cristianas y las fuerzas israelíes, por una parte, y elementos armados de la OLP y del Movimiento Nacional Libanés, por otra. Gracias a los esfuerzos de las Naciones Unidas y de los Estados Unidos se logró una cesación del fuego de hecho en julio de 1981, lo que permitió que la zona se mantuviera en una situación de calma generalizada hasta mayo de 1982. Después de esa fecha, Israel emprendió incursiones aéreas contra objetivos de la OLP en el Líbano a raíz de los ataques contra diplomáticos israelíes en Londres y París. Nuevamente estallaron las hostilidades entre las fuerzas israelíes y las de la OLP.

El 5 de junio, mediante su resolución 508 (1982), el Consejo de Seguridad pidió que se pusiera fin de inmediato a todas las actividades militares en el Líbano y en la frontera entre Israel y el Líbano. La OLP reafirmó su compromiso de poner fin a todas las operaciones militares al otro lado de la frontera e Israel informó al Secretario General de que la resolución del Consejo sería examinada por el Consejo de Ministros israelí. Al día siguiente, 6 de junio, las fuerzas israelíes invadieron el Líbano, atravesando o evitando las posiciones de la FPNUL en el sur del país. El Consejo de Seguridad en su resolución 509 (1982), reiteró sus llamamientos en pro de la cesación del fuego y pidió que Israel retirara sus fuerzas militares "inmediata e incondicionalmente". La invasión prosiguió y por último las fuerzas israelíes llegaron a Beirut y lo cercaron.

El Consejo de Seguridad, que continuó reuniéndose en junio, julio y agosto de 1982, exigió que Israel levantara el bloqueo de Beirut para que los civiles de la ciudad pudieran recibir los suministros necesarios. El Consejo autorizó el despliegue de observadores militares de las Naciones Unidas, que constituían el denominado Grupo de Observadores de Beirut, para vigilar la situación en la ciudad y sus alrededores.

En agosto, durante el asedio de Beirut occidental por las fuerzas israelíes, Francia, Italia y los Estados Unidos, a petición del Gobierno del Líbano, enviaron a la ciudad una fuerza multinacional para que ayudara a organizar la salida ordenada del Líbano, en condiciones de seguridad, de los palestinos que estuviesen armados. La evacuación de las fuerzas palestinas en la zona de Beirut culminó el 1° de septiembre de 1982 y la fuerza multilateral se retiró al cabo de dos semanas.

La tirantez aumentó considerablemente tras el asesinato de Bashir Gemayal, Presidente electo del Líbano, el 14 de septiembre de 1982. Al día siguiente, unidades de las fuerzas israelíes avanzaron sobre Beirut occidental. El 17 de septiembre, centenares de civiles palestinos, entre los que figuraban mujeres y niños, fueron asesinados en los campamentos de refugiados de Sabra y Shatila por milicias cristianas libanesas que habían entrado en Beirut occidental con las fuerzas israelíes. El Consejo de Seguridad condenó la "criminal matanza de civiles palestinos en Beirut" y el Gobierno del Líbano pidió el regreso de la fuerza multinacional.

A finales de septiembre de 1982 regresaron a Beirut contingentes de Francia, de Italia y de los Estados Unidos, a los que más adelante se sumó una pequeña unidad del Reino Unido. La fuerza multinacional tropezó con graves obstáculos en su tarea, y a causa de sus numerosas bajas, Italia, el Reino Unido y los Estados Unidos retiraron sus efectivos; a comienzos de 1984 Francia procedió a hacer lo mismo, con lo que se puso fin a la labor de la fuerza multinacional, que había durado 19 meses.

En junio de 1983 se produjeron enfrentamientos en el Líbano oriental entre diferentes facciones palestinas, lo que causó sufrimientos generalizados entre la población civil palestina. Posteriormente, el núcleo de la tirantez entre los palestinos pasó a serla zona de los alrededores de la ciudad de Trípoli, ubicada al norte del Líbano. Finalmente, las partes concertaron un acuerdo en el que se preveía la cesación del fuego y la evacuación de Yasser Arafat, Presidente de la OLP, y de elementos armados leales a él. Atendiendo a una petición de Yasser Arafat, el Secretario General decidió autorizar, por razones humanitarias, que se enarbolara la bandera de las Naciones Unidas en los buques que evacuarían a las fuerzas de la OLP de Trípoli. La evacuación se efectuó el 20 de diciembre de 1983 y millares de palestinos tuvieron que buscar refugio en Túnez, en el Yemen y en otros países.

La "zona de seguridad" de Israel en el sur del Líbano, 1985

En enero de 1985, el Gobierno de Israel anunció que efectivos de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) continuarían operando en una "zona de seguridad" del sur del Líbano en calidad de asesores del denominado "Ejército del Líbano meridional" (ELM). Las FDI y el ELM han seguido siendo objetivos de los ataques de los grupos opuestos a la ocupación israelí. En 1993 y en 1996 Israel realizó intensos bombardeos que causaron muchas bajas civiles.

Israel se retira del Líbano, 2000

El 17 de abril de 2000, Israel informó al Secretario General que retiraría sus fuerzas del Líbano a más tardar en julio de 2000 "de plena conformidad con las resoluciones 425 (1978) y 426 (1978) del Consejo de Seguridad". Como primer paso, el Secretario General mandó a su Enviado Especial, Terje Roed-Larsen (Noruega), para que se reuniera con los Gobiernos de Israel y del Líbano y con los de los Estados Miembros interesados en la región. Acompañaban al Sr. Larsen expertos de las Naciones Unidas en cartografía, asuntos jurídicos y militares, que estudiaron los aspectos técnicos relativos a la retirada.

El 2 de mayo, el Gobierno de Israel notificó al Secretario General que Israel había desplegado sus fuerzas en cumplimiento de las resoluciones del Consejo de Seguridad. Un equipo de cartógrafos de las Naciones Unidas trabajó sobre el terreno para determinar la línea que habría de adoptarse con la finalidad de confirmar la retirada israelí (a partir de ahora llamada "línea azul"). El 16 de junio el Secretario General informó al Consejo de que Israel había retirado sus fuerzas del Líbano de conformidad con la línea establecida por las Naciones Unidas. El Consejo de Seguridad, en la resolución aprobada el 18 de junio, acogió con beneplácito el informe del Secretario General e hizo suya la labor que habían hecho las Naciones Unidas.

En su informe al Consejo de Seguridad el 20 de julio, el Secretario General afirmó que el Líbano meridional había experimentado cambios drásticos. Las fuerzas israelíes se habían retirado, sus tropas auxiliares en el Líbano habían sido disueltas y, después de más de dos décadas, las armas se habían silenciado. No obstante, advirtió de que, si bien había habido una enorme mejora, la situación en Israel-Líbano estaba aún lejos de la paz, y seguía existiendo la posibilidad de que se produjeran incidentes graves. Ambas partes deberían mantener, por tanto, un enlace eficaz con la FPNUL y adoptar rápidamente medidas para corregir cualquier violación o incidente que se señalara a su atención.

Aunque se informó de que ambas partes habían violado la "línea azul", la situación en la zona de operaciones de la FPNUL se mantuvo generalmente en calma. Una vez que el Secretario General informó al Consejo de Seguridad, el 24 de julio, de que las autoridades israelíes habían corregido todas las violaciones de la línea de repliegue, el Gobierno del Líbano aceptó el despliegue completo de la FPNUL. El 27 de julio el Consejo de Seguridad prorrogó el mandato de la FPNUL por un período de seis meses, esta vez hasta el 31 de enero de 2001. El Consejo de Seguridad hizo un llamamiento al Líbano para que garantizara el retorno de su efectiva autoridad y presencia en el sur y que, en particular, procediera a un importante despliegue de las fuerzas armadas del Líbano a la mayor brevedad posible.

Publicado el 27 de Agosto, 2006, 15:00