Asentamientos Israelíes en los Territorios Ocupados

Publicado el 23 de Agosto, 2006, 7:30

La cuestión de Palestina siguió sin resolverse y la región se mantuvo en una situación de paz inestable, jalonada por la violencia y actos de fuerza desde 1950 a 1967, cuando Israel ocupó la totalidad de la zona del antiguo mandato británico de Palestina.

Establecimiento de la FENU-I

El conflicto armado estalló el 29 de octubre de 1956, fecha en que Israel emprendió operaciones militares contra Egipto, a las que se sumaron posteriormente Francia y el Reino Unido. En un contexto de exaltación política, Egipto había nacionalizado el Canal de Suez en julio de ese mismo año. La crisis finalizó con una cesación del fuego, que había sido pedida por la Asamblea General en un período extraordinario de sesiones de emergencia, la consiguiente retirada de las fuerzas invasoras y el despliegue de la Fuerza de Emergencia de las Naciones Unidas (FENU-I), primera fuerza de mantenimiento de la paz de la Organización.

La FENU-I se retiró en mayo de 1967 a petición de Egipto, que había informado al Secretario General de que dejaría de permitir el acantonamiento de la Fuerza en territorio egipcio y en Gaza. El 5 de junio de 1967 estallaron hostilidades entre Israel y Egipto, Jordania y Siria. Cuando las partes aceptaron la cesación del fuego pedida por el Consejo de Seguridad, Israel había ocupado el Sinaí, la Faja de Gaza, la Ribera Occidental, incluida Jerusalén oriental, y parte de las Alturas del Golán sirio.

Después de la cesación del fuego, el Consejo de Seguridad aprobó la resolución 237 (1967), en la que instaba a Israel a que garantizase la protección, el bienestar y la seguridad de los habitantes de las zonas donde se habían llevado a cabo operaciones militares y a que diera facilidades para el regreso de las personas desplazadas. Se pedía a los gobiernos interesados que respetaran escrupulosamente los principios humanitarios que regían la protección de las personas civiles en tiempo de guerra, principios que figuraban en el Cuarto Convenio de Ginebra, de 1949. En su quinto período extraordinario de sesiones de emergencia, convocado al iniciarse los combates, la Asamblea General pidió a los gobiernos y a las organizaciones internacionales que prestaran asistencia humanitaria a los afectados por la guerra. La Asamblea pidió a Israel que revocara todas las medidas que ya había adoptado y que desistiera de nuevos actos que alterasen el régimen de Jerusalén.

Resolución 242 (1967) del Consejo de Seguridad

El 22 de noviembre de ese mismo año, y tras prolongadas negociaciones, el Consejo de Seguridad aprobó por unanimidad la resolución 242 (1967), en la que sentaba los principios para lograr una solución pacífica en el Oriente Medio. En la resolución se disponía que el establecimiento de una paz justa y duradera incluiría la aplicación de dos principios:

- El retiro de las fuerzas armadas israelíes de los territorios que ocuparan durante el reciente conflicto; y

- La terminación de todas las situaciones de beligerancia o alegaciones de su existencia, y respeto y reconocimiento de la soberanía, integridad territorial o independencia política de todos los Estados de la zona y de su derecho a vivir en paz dentro de fronteras seguras y reconocidas, y libres de amenaza o actos de fuerza.

En la resolución se reafirmaba la necesidad de “lograr una solución justa del problema de los refugiados”.

Egipto y Jordania aceptaron la resolución 242 (1967) y pidieron que Israel se retirara de todos los territorios ocupados en la guerra de 1967 como condición previa a la celebración de negociaciones. Israel, que también había aceptado la resolución, señaló que los problemas de la retirada y de los refugiados solamente podrían solucionarse mediante negociaciones directas con los Estados árabes y la concertación de un tratado general de paz. Siria rechazó la resolución del Consejo, alegando que en ella se supeditaba la cuestión fundamental de la retirada israelí a las concesiones que se exigían a los países árabes. La Organización de Liberación de Palestina (OLP) criticó enérgicamente la resolución, en la que, a su juicio, la cuestión de Palestina quedaba reducida al problema de los refugiados.

La guerra de 1973 y la resolución 338 (1973) del Consejo de Seguridad

En octubre de 1973 estalló la guerra de nuevo entre Egipto e Israel en la zona del Canal de Suez y del Sinaí, y entre Israel y la República Árabe Siria en el Golán. Al alcanzar los combates un punto crítico, la Unión Soviética y los Estados Unidos solicitaron de consuno una reunión urgente del Consejo de Seguridad.

El 22 de octubre, el Consejo de Seguridad aprobó la resolución 338 (1973), que reafirmaba los principios de la resolución 242 y reclamaba negociaciones para conseguir “una paz justa y duradera en el Oriente Medio”. El llamamiento a la cesación del fuego se confirmó en la resolución 339 (1973), de 23 de octubre, y se pidió al Secretario General que enviara observadores de las Naciones Unidas de forma inmediata.

No obstante, como prosiguieran los combates en la región, el Presidente Anwar el-Sadat, de Egipto, apeló directamente a la Unión Soviética y a los Estados Unidos para que intervinieran con sus tropas e impusieran la cesación del fuego. Si bien la Unión Soviética aceptó, los Estados Unidos se opusieron a la petición, lo que enfrentó a las dos superpotencias. A solicitud de Egipto, el Consejo de Seguridad volvió a reunirse el 24 de octubre, acordándose una resolución que pedía la creación de una fuerza de mantenimiento de la paz que se convirtió en la segunda Fuerza de Emergencia de las Naciones Unidas (FENU-II).

Una vez que Egipto e Israel acordaron retirar sus fuerzas, la FENU-II supervisó su nuevo despliegue. De conformidad con un acuerdo por separado establecido en mayo de 1974, Israel y Siria firmaron un acuerdo de retirada de tropas. Ello condujo al establecimiento de una Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación (FNUOS), que se encargó de supervisar el cumplimiento de los acuerdos entre Israel y Siria. El Consejo renovó regularmente el mandato de la FENU hasta julio de 1979, cuando expiró a raíz de la conclusión de un tratado de paz entre Egipto e Israel. La FNUOS sigue actuando en el Golán.